lunes, 26 de marzo de 2012

¿Cómo hablar con los niños(as) acerca de lo sucedido? Terremotos

Los terremotos producen mucho miedo y son especialmente difíciles porque llegan sin anticipación, son seguidos de réplicas y provocan daños.
Usted es la persona más apropiada para proteger, dar consuelo y ayudar a sentirse mejor a los niños(as).
Una vez reestablecidas las condiciones básicas de seguridad (como tener alimento, agua, ropa seca, un lugar seguro donde dormir) trate de seguir estas sugerencias:
1. Mantenga la calma porque su hijo(a) se sentirá igual a como ve que usted se siente.
2. Ante otras réplicas trate de no gritar, llorar, ni arrancar. Proteja a su hijo(a) pero con control.
4. Dé consuelo efectivo. Los niños(as) pueden necesitar más consuelo y usted es la mejor persona para darlo. Pase más tiempo con ellos(as), déles más contacto físico (tóquelos, abrácelos, béselos) y juegue más tiempo con ellos(as).
5. Vuelva a la rutina lo más pronto posible, haciendo las cosas que normalmente se hacían antes del terremoto y trate de proveer espacios de juego, dibujar, pintar, hacer actividad física o ir a la plaza.
7. La mayoría de los niños(as) se recuperan con su apoyo después de las dos primeras semanas.
8. Recuerde que usted también está bajo tensión emocional. Cuídese para así poder brindar el apoyo necesario a sus hijos(as).
9. Incorpórelos en ayudar a otros, por ejemplo colaborando en la entrega de ropa y juguetes o alimentos no perecibles. Es bueno que los niños y niñas sepan que hay muchas personas ayudando a quienes fueron más afectados por el terremoto.

¿Cómo hablar con los niños(as) acerca de lo sucedido?

- Pregúntele qué sabe y escuche con paciencia lo que tenga que decir. Si no desea hablar, no lo presione.
Dé una explicación real y simple. Diga “la tierra a veces se mueve produciendo algunos daños. Esto es algo que sucede en Chile, pero pasa sólo cada varios años”.
No les mienta, como por ejemplo decir que “esto no va a volver a suceder”, ni asocie las causas del terremoto a seres, entes, animales o cosas.
- Los niños(as) pequeños necesitan hablar poco, en corto tiempo, pero más frecuentemente de lo que ha sucedido. Es bueno validar lo que los niños(as) piensan y sienten. Hágales saber que sus preguntas o comentarios son importantes.
Ayúdelos(as) a expresarse. Hay niños(as) que no querrán hablar de lo sucedido, pero pueden preferir expresarse a través de dibujos o juegos. Los puede ayudar invitándolos a dibujar o hacer un relato de lo que vivieron.
Evite que vean televisión y escuchen las noticias de la radio y trate de ser usted la fuente de información de sus hijos(as) o de mediar la información que escuchan o ven de otras fuentes.

ALGUNAS DE LAS MANIFESTACIONES NORMALES QUE PUEDEN OBSERVARSE EN LOS ADULTOS:

  • Nerviosismo o ansiedad
  • Culpar a los demás
  • Tristeza y/o llanto
  • Frustración y/o sentimiento de impotencia
  • Pesadillas
  • Enojo y/o irritabilidad
  • Disminución de la capacidad de trabajo
  • Recuerdos muy vívidos del evento
  • Sentirse abrumado.

ALGUNAS DE LAS MANIFESTACIONES QUE PUEDEN OBSERVARSE EN NIÑOS(AS):

  • Dolor de estómago
  • Pesadillas y dificultad para dormir
  • Sobresalto frente a los ruidos
  • Conductas como volver a orinarse o hablar infantil
  • Alteraciones de la concentración
  • Sentimientos de culpa
  • Llanto sin motivo
  • Recuerdos frecuentes del evento
  • Pasividad y miedos (por ejemplo, miedo de separación)
  • Enojo y/o irritabilidad.

Consulte a los profesionales de salud y educación si:

  • Usted cree que necesita ayuda para proteger a su hijo(a).
  • Si usted nota que su hijo(a) está muy diferente, muy agresivo, muy tímido, dejó de hablar, no puede dormir, se arranca solo, se asusta demasiado y dejó de jugar o de comer.
  • Si cree que necesita ayuda psicológica para usted mismo(a).

Más información:

Descargar documento: Boletín de emergencia número 1
PDF 186 KB
Descargar documento: Boletín de emergencia número 2
PDF 309 KB
Fuente: 
http://www.crececontigo.gob.cl
Publicar un comentario