martes, 14 de mayo de 2013

¿Te ayudo a cocinar? | Mi mamá es psicóloga infantil

Fuente: ¿Te ayudo a cocinar? | Mi mamá es psicóloga infantil

Las cocinas de nuestros hogares son un lugar perfecto para que los niños puedan realizar una gran variedad de aprendizajes significativos.

 Así que no tengamos miedo a que nuestros hijos entren y nos ayuden a preparar su cena, merienda o cualquier pastel.

Cocinando con ellos les ayudamos  a :


  • A aprender texturas, tamaños, colores y olores.
  • Aprender conceptos matemáticos. Son ejemplo de ello contar todo los ingredientes, o si al trocear  verduras vamos las contando, o al elaborar un pastel siguiendo la receta vamos diciendo en voz alta 1 taza de azúcar, 1/2 kg de harina, 6 huevos ....
  • Aumentar su vocabulario, de la misma manera que en el ejemplo anterior, si vamos nombrando todos los ingredientes, los materiales que necesitamos y los pasos que necesitamos.
  • Estimular la lectura. Si al cocinar seguimos recetas de un libro o una revista les podemos ir leyendo mientras ellos observan las letras y las fotografías. Cuando ya sepan leer pueden ser nuestros ayudantes e irlas leyendo en voz alta.
  • Ser metódicos. Al seguir unos pasos determinados para la elaboración correcta de un plato determinado estamos enseñándoles que hay que seguir un método y un orden para que las cosas salgan bien.
  • Ser pacientes. En muchos casos hay que tener paciencia y esperar un tiempo para poder saborear los platos que hemos preparado. Por ejemplo si hacemos pan o pasteles hemos de esperar a que la masa del pan fermente o el pastel esté horneado y frío.
  • Ordenar y recoger lo utilizado. Cuando terminamos de cocinar siempre recogemos todos los utensilios que hemos utilizado para que la cocina vuelva a estar ordenada y limpia para cuando la queramos volver a usar. Así les mostramos la importancia de ordenar y recoger.


A parte de pasar un rato agradable y de compartir nuestro tiempo con ellos, que es el mejor de los regalos, recordar que entrando en la cocina les estamos enseñando mucho más que a que aprendan a cocinar. No tengáis miedo, colocarles un delantal y tener paciencia. Están aprendiendo y lo normal es que ensucien.



Publicar un comentario