miércoles, 16 de octubre de 2013

Feliz día a todos los maestros y maestras

Soy Maestra

Desde que tengo uso de razón siempre me vincule lúdicamente con la educación, cuando niña jugaba a ser maestra y tenía un montón de estudiantes, mis muñecas, mis peluches, mis primos, mis vecinitos etc , pasábamos horas jugando a la profesora entregando variados contenidos educativos tales como: cuentos, poemas, pintura al aire libre hasta clases de cocina con elaboradas recetas .
En mi infancia tuve excelentes maestros y maestras tanto fue mi admiración por ellos que fueron fundamental en mi amor por la educación , recuerdo a la  Miss Eliana ella fue mi educadora de párvulos  desde los 3 años  , tenía un colegio ingles pequeño, pero maravilloso, si hoy miro hacia atrás ella fue pionera en la manera de entregar educación de calidad, debo reconocer que yo era bien inquieta , desordenada y hasta peleadora sin embargo ella jamás le fue con un a reclamo a mi madre por el contrario ella me motivaba hacer todo lo que se me ocurría, incluso a plasmar mis sueños en pinturas, en bailes , fomento mi amor por la lectura dándome la posibilidad de visitar diariamente su biblioteca personal, me sorprendía lo vital, dulce , alegre, chistosa, cariñosa y creativa que ella era, a pesar de que tenía un evidente sobre peso ella tenía una agilidad que nos ponía en jaque al momento de hacer un ejercicio y fuéramos a decir  “no puedo”, ella me enseño a decir todo se puede en la vida y a pensar que los sueños son alcanzables. En mi primer año de educadora de párvulos me la encontré en un banco y me acerque a ella para saludarla y no podía creer que me reconociera y a pesar de que su cabello ya era blanco y tenia las marcas normales de su avanzada edad ella continuaba siendo la misma dulce mujer que conocí, ella fue una gran maestra hoy hace clases en el cielo y desafía a los ángeles hacer difíciles ejercicios como la araña, la vela y a escribir bellos poema y a pintar sueños.
Pasaron los años y entre a la universidad a estudiar educación Parvularia, pese que deji a mi mama que iría a dar la prueba especial para entrar a estudiar arquitectura me fui a dar las pruebas para ser educadora de párvulos ahí hubo muchas personas que marcaron mi vida, la primera persona que ahí conocí fue la señora Isolde una mujer bellaaaaa, dulce, llena de alegría con una mirada amable, ella me entrevisto y pudo ver en mi lo mucho que deseaba ser educadora. Mi querido maestro de arte Gabriel, un ser maravilloso, con un humor particular, lleno de creatividad que contagiaba en cada clase, de el aprendí muchas cosas, pero hubo algo que aun es una misiva en mi vida “Nunca digas yo no sé hacer esto, yo no soy buena para esto” por el contrario me dijo, tu eres capaz de hacer lo que quieras en la vida, solo inténtalo y deja que fluya y lograra maravillas, me transforme en una de sus mejores alumnas, hoy ya no está en esta tierra , pero sé que todos los días, el es el encargado de pintar con su paleta de colores los bellos atardeceres en el ocaso de la tarde y de vez en cuando deja algunas manchas de pintura purpura para saludarnos y decirnos que está bien. Recuerdo a la señora Isabel, ella me enseñaba todo lo relacionado con salud, pero fue mucho más que eso yo disfrutaba los relatos que ella hacia sobre su época de educadora de párvulos, ella me transmitió su ética y la pasión por la educación, fue una mujer noble que me contuvo y me dio tanto afecto en momentos tan difíciles, como me habría gustado darle un gran abrazo y decirle gracias por todo lo que hizo por mí, hoy en el cielo ella debe estar haciendo rondas y cantando bellas melodías con los niños se encuentran allá. Mi querida Luchita, uf , ella es una persona tan especial a quien quiero mucho, cuando me dijeron que ella sería mi tutora en la práctica profesional, me moría de susto ya muchas  personas me habían dicho que era muy, muy exigente, Dios sabe por qué hace las cosas, si, era muy exigente, pero  ella termino de confirmar que yo quiera ser educadora por sobre todo, ella es una mujer tan inteligente, culta, llena de sabiduría que compartió generosamente conmigo, cada vez que cometí un error ella me corrigió y me hiso ver la importancia de mi labor hacia los niños, me enseño a trabajar arduamente con los padres para tenerlos de aliado en mi labor pedagógica, me regalo bellos pensamientos , me motivo día a día para que hiciera mejor mi labor educativa, valido mi trabajo y  valoro cada esfuerzo que hice, afortunadamente ella está en este a mundo, sin embargo me gustaría mucho verla trasmitiendo toda su pasión por la educación a estas nuevas generación de educadores que muchas veces  creen que educar es solo copiar y pegar, pero yo tuve el privilegio de ser su alumna y lo atesoro por siempre.
Así ha sido mi camino hacia la educación y me siento tan feliz de haber elegido esta profesión, hoy manifiesto mi cariño, admiración, hacia todos los profesores que  he conocido, ya que así como en mi persona dejaron huella, lo hacen en muchas personas y muchas veces son capaces de transformar una vida, la educación es vocación, pasión , compromiso, alegría, respeto, creatividad, conocimientos ,pero sobre todo es amor por lo que haces y hoy les digo a todos los profesores , en especial a aquellos que desarrollan su labor en lugares inhóspitos, aislados, sin recursos ¡Muchas Felicidades!
Myrian Salinas

Educadora de Párvulos




Publicar un comentario