viernes, 9 de agosto de 2013

El Arte en nuestro Jardín Infantil


El ARTE en nuestro Jardín Infantil



       Esta es parte de la muestra de ARTE que realizamos en JULIO 2012

Click to play this Smilebox slideshow
Create your own slideshow - Powered by Smilebox
Create a slideshow


El arte es una ventana que permite a los niños mirar no sólo hacia el mundo que los rodea, sino también hacia su pasado, su propia historia y la historia de la humanidad.
El arte promueve la capacidad creativa y ayuda  en el proceso de desarrollo de la autoestima, la motivación y la disciplina.
Participar en actividades artísticas ayuda a los niños a respetar otras maneras de pensar, a la vez que les da herramientas para resolver sus propios problemas y para comunicar sus pensamientos e ideas en diferentes formas.
El dibujo es una de las primeras experiencias creativas que tienen los niños. Cuando ellos toman un lápiz y trazan unas líneas sobre el papel y luego examinan su dibujo, ellos saben que tienen el poder de producir éstas líneas y manchas de color.
Ellos siguen sus sensaciones intensamente para tratar de descubrir un mundo en que todo es nuevo. Ellos parecen dejarse llevar por una corriente interna de creatividad que los conduce con una libertad increíble. Como adultos nos maravillamos al contemplar el goce de nuestros hijos cuando están inventando algo. Los niños crean e inventan por el placer de hacerlo, no por ver el resultado final.
En este momento es importante que los niños comprendan que ellos poseen la capacidad interna de crear y que éste cualidad les ofrece un potencial ilimitado para inspirarse y jugar. Ellos deben entender que no necesitan que se les enseñe todo, sino que la creatividad es un lugar sin límites.
Los padres debemos estimular en nuestros niños esta fuente de pasión donde ellos pueden explorar y crear sin miedo a fallar y donde ellos pueden estar seguros de que no necesitan instrucciones ni modelos. La creatividad viene de un lugar dentro de ellos mismos.

"La educación artística cumple un papel muy importante para el desarrollo de la creatividad, si no se limita a su sentido expresivo e involucra el pensamiento crítico, el pensamiento divergente y la capacidad de ir más allá de la información que se recibe."




Marcos teóricos

Arte y Expresión Integrada: aspecto indispensable en la formación humana.

 Verónica Romo Lopez
Docente e investigadora de la Universidad Central de Chile

¿Porqué el arte?

Los seres humanos somos seres teleológicos por excelencia. La carencia de fines, de utopías, merman lentamente nuestro deseo de vivir con plenitud, alejan de nosotros el significado que hace de nuestras vidas algo digno de ser vivido.

En consecuencia, una propuesta de arte y de arte  integrado se hace valiosa en la medida que permite a las personas la construcción y el acercamiento a ideales de persona y sociedad, a ideales referidos a las formas en que desearían vivir sus vidas, promoviendo y celebrando la vida propia y ajena.

Valores filosóficos o de la cultura: Verdad, Bondad y Belleza

Valores Formales
Los valores formales son los valores estéticos; estos valores hablan a la sensibilidad y provocan la emoción estética
Valores De Asociación
Los valores de asociación, extra estéticos, constituyen el aspecto ideático del arte, tienen la peculiaridad de transmitir a través de la obra pensamientos, opiniones e ideas (Verdad)
Valores Utilitarios
Los valores utilitarios constituyen el aspecto práctico de la obra; inteligencia práctica, comercialización de la obra (Bondad)

El arte entonces, puede ser considerado indispensable en la vida humana, por dos razones fundamentales:

Porque permite comunicar plenamente las vivencias estéticas, y estas promueven el desarrollo integral, requiriendo el lenguaje que a su vez requiere pensamiento, asociándose la belleza a la verdad.
Porque la vivencia estética es la que nos invita a amar la vida, asociándose la belleza a la bondad

Posibles definiciones de arte:

El arte puede ser definido en formas muy diversas:

Hay quienes sostienen que es una herramienta que posee el ser humano para generar cambios en sí mismo y en su cultura; incluso, de acuerdo a las culturas más antiguas, el arte podría provocar cambios mágicos en la naturaleza tanto interna del ser humano como en aquella que lo rodea. Entre las personas que se han dedicado a pensar lo que es el arte, existe esta tendencia que sostiene que el arte es la simbolización de aspectos que cambian a las personas y/o naturaleza en general. Entre estos autores se encuentra Tolstoy. Él sostenía que el arte es el medio para expresar los más profundos sentimientos y valores humanos, que él identifica con los del cristianismo, y que permiten que las personas generen cambios en sus vidas internas y externas, acercándose cada vez más al ideal valórico enunciado[1]. No son parte del arte obras, por ejemplo, musulmanas, chinas u otras, que no adhieren tal vez a todos los valores del cristianismo.

Hay quienes sostienen que el arte es una actividad humana, que puede o no tener un producto permanente y que tiene por objetivo provocar algún placer en el creador y el espectador. Es el planteamiento de Marcel Duchamp, pintor de principios de siglo, quien resta importancia a la elaboración del objeto e introduce el tema de los “ready-made”, esto es, objetos pre-hechos, a los que se les agrega o no algo del artista que los encuentra. Lo que importa es el placer, el deseo del creador o “encontrador” de exponer este objeto, que complace por su forma o por la acción de su encuentro o alteración,  y no por el contenido a transmitir[2].  En este sentido, el arte pornográfico o del horror, caben perfectamente en el mundo del arte a ofrecer en la educación artística.

v   Y hay quienes sostienen que el arte es una actividad comunicativa del ser humano que le permite transmitir y aclarar, primero a sí mismo /a, y luego a otras u otros, ciertas cualidades de las experiencias, que las hacen únicas y significativas, que no pueden ser expresadas y comunicadas con lenguajes cotidianos. Es el caso del filósofo John Dewey[3], quien sostiene que el arte es el cultivo intencionado y consciente de la fase estética de nuestras experiencias vitales, que se ex-presa (se presiona hacia afuera) en un objeto o lenguaje artístico, que permite compartir con otros el sentido profundo de la experiencia.

Lo ético y lo estético:

            En estas tres formas de definir el arte se puede percibir un peso diferente en la relación estética-ética: un gran peso de la ética en la primera tendencia (Tolstoy), un peso inexistente de la ética en la segunda tendencia (Ducahmp) y una búsqueda del perfecto equilibrio en la tercera tendencia, entendiendo que en esta tendencia se  acepta que la experiencia humana profunda es la que genera más vida. De aquí que el arte, de acuerdo a esta tendencia, abarcaría aquellos objetos que son “celebración de la vida”[4].

            El conjunto de objetos y experiencias artísticas deseables para la formación humana, porque ayudan al encuentro de los motivos que hacen de la vida algo digno de ser vivido por todos y todas, y ayudan por tanto a la felicidad de las personas, son aquellas que encuentran este equilibrio ético y estético.

            Entenderemos lo ético en el sentido que lo planteaba Albert Schweitzwer, siguiendo sin duda la sabiduría de hombres y mujeres de diversas épocas: “Una persona es ética sólo cuando la vida, en cualquiera de sus manifestaciones, le es sagrada. La vida de las plantas y animales, de hombres y mujeres. A todos  ellos dedica su vida para ayudarlos si es que lo requieren para una mejor vida.”[5] O en palabras de Ortega y Gasset, el comportamiento ético es aquel que promueve el bien común.[6]

            Al hablar de lo estético no nos referimos, por cierto, a lo bonito o decorativo, sino a aquello que incorpora lo vitalmente significativo. Es una posibilidad de la experiencia humana a la que sólo se llega mediante el conocimiento profundo e integral del objeto o sujeto con que se vive la experiencia.

Es posible apreciar que en esta definición de lo estético se involucra una idea ética: lo bello es bondad y verdad. Esta concepción ética y estética, implica a la persona en forma integral, puesto que no sólo está presente la emoción, sino también la cognición, la toma de conciencia que se efectúa del bien que el sujeto u objeto que estoy apreciando, genera. Esta toma de conciencia puede ser incluso atemorizante: por ejemplo, la erupción de un volcán, necesaria para la acomodación de la tierra, pero aterrante por nuestra magra comprensión de la vida, tal vez. Sin embargo, nos conmovemos con esa belleza majestuosa; es lo que Kant llamaba lo “sublime” de la experiencia estética[7].         

            Nelson Goodman[8] sostiene que lo estético se caracteriza por ser sintáctica y semánticamente denso y sintácticamente repleto, exacto. En otras palabras, lo estético se configura en un lenguaje en el que cada elemento se ubica donde corresponde para expresar lo que corresponde, en el nivel de profundidad que corresponde a lenguajes que expresan lo que el lenguaje cotidiano (habitualmente sintáctica y semánticamente más plano) no puede. Esta característica hace del lenguaje artístico un lenguaje abierto, en el que caben muchas verdades, muchas miradas e interpretaciones, en tanto se mantiene una cierta estructura central o básica. Y el lenguaje utilizado, aparte de ser denso por cuanto expresa lo que debe, es repleto, por cuanto nada sobra en él.

            En la construcción de un aprendizaje, sea este artístico o científico, el lenguaje en el que nos comunicamos primero a nosotros/as y luego a otros/as lo aprendido, posee cierta exactitud semántica. De otra forma no reconstruiríamos el mundo para apropiarnos de él. Y por supuesto, es significativo, tiene sentido profundo, sea este sentido con énfasis en lo emocional o en lo intelectual. Existe entonces en un verdadero aprendizaje, una plenitud semántica y sintáctica, que lo transforma en estético. Así,  cualquier aprendizaje permite una experiencia estética en la que se logra este placer que proviene del encuentro con lo propio y que lo hace grande, del encuentro del verdadero sentido vital. (Dewey, Op. Cit.)

            Dicho en palabras sencillas, el verdadero aprendizaje produce un placer estético, el placer de lo creado y de lo propio que ensancha el alma. La comunicación del aprendizaje, al igual que el arte, requiere de un lenguaje que también es necesario hacer propio, reelaborar, reinventar. Y en este sentido, la comunicación de los aprendizajes significativos, se caracteriza por esta plenitud  sintáctica y semántica, por esta exactitud sintáctica.

            No nos son útiles por tanto aquel conjunto de objetos que algunos consideran obras de arte, en los que no interesa más que lo estético “placentero”, una simple cáscara que provoca placer, agrado o desagrado tal vez, pero placer al fin; objetos en los que la re-elaboración propia tiene poca o nada de importancia. Estas creaciones humanas, son defendidas por sus creadores como elementos que no pueden ser responsabilizados (y por tanto a sus creadores tampoco) de la forma en que impacten a los observadores. Y si bien es cierto esto puede ser válido en el caso de adultos, los seres humanos en formación  requieren de al menos la mediación de algún educador frente a estas obras, para ayudarles a entender que la destrucción de la vida no es lo deseable en este mundo.

La educación artística y estética:

            La educación artística y la educación estética, son ambas educación en primer lugar, y sobre todo con niños y niñas pequeños; por tanto, la formación no puede estar ausente. Y es en este sentido que es posible pensar que no podríamos adoptar una postura estético-ética frente al arte tan restringida como la de Tolstoy o tan extensa y libre de toda exigencia ética como la de Duchamp.

            Para la educación resulta más clarificadora una postura como la de Kandinsky, quien nos dice que  dos son los elementos que constituyen la obra de arte: el elemento interior y el exterior. El primero es la emoción del alma del artista.. Esta emoción posee la capacidad de suscitar una emoción profundamente análoga en el alma del espectador. Debido al tiempo que el alma lleva unido al cuerpo, no puede empezar a vibrar más que por mediación del sentimiento, esto es pues, el puente que conduce de lo inmaterial a lo material (en el artista) y de lo material a lo inmaterial  (en el espectador). Emoción-sentimiento- obra- sentimiento-emoción.[9]

            Si aceptamos la definición de arte que se desprende de las ideas de John Dewey, Eisner, Read, Susanne Langer y otras y otros, esto es, concebimos el arte como la experiencia humana que lleva a la persona a vivenciar integral y plenamente el significado vital de sus experiencias reales, mediante la apreciación de la fase estética de las mismas primero, y mediante la expresión o elaboración fuera de sí de este significado, en segundo lugar, podremos ver que el arte favorece la sensibilidad que lleva a las personas a amar aquello que han conocido. Este amor implicará un respeto y valoración de aquello, aunque sea radicalmente diferente a mí. Por otra parte, la elaboración del significado mediante el acto de ex-presión creativa, lleva a las personas a un autoconocimiento, a una toma de conciencia de su unicidad, y por tanto, de la unicidad de todos y todas cuantos habitamos este planeta.

            La experiencia verdaderamente humana es la experiencia real, esto es, la que se vive integralmente, vale decir, sensorialmente (se escucha, se palpa, se huele, se saborea, se mira, como cuando uno está frente al mar), afectivamente ( dejando aflorar los sentimientos que la experiencia nos provoca), cognitivamente (recordando, suponiendo, relacionando) y activamente (expresando); y la que es consumada, o sea, llevada hasta el final conscientemente, sin interrumpirla y estando en ella plenamente. La experiencia ordinaria (que carece de la integralidad o de la conciencia) sólo permite la sobrevivencia.

            Es la experiencia real la que posee la llamada “fase estética”[10], momento en que se toma plena conciencia del significado vital de lo experimentado. Y es esta fase estética la que sólo puede ser expresada en lenguajes artísticos. El lenguaje cotidiano, el lenguaje matemático, el lenguaje científico, no pueden dar cuenta de esta fase de la experiencia. Lo que no significa que el científico no vivencie fases estéticas, o que la persona común no lo haga. Sólo quiere decir que si es nuestra intención expresar y comunicar a otros y otras toda la plenitud de la experiencia vivida, deberemos emplear los lenguajes del arte; de otra forma, sentiremos que no lo dijimos todo.

            El llegar a la fase estética por tanto, implica necesariamente la utilización de todo nuestro ser, implica conocimiento profundo y por tanto, el despertar de una sensibilidad frente al otro u otra, que nos lleva a amarlo/a. Y si el amor es, como nos dice Maturana, el reconocimiento del otro como un legítimo otro en la convivencia,  podemos ver claramente que la experiencia artística contribuye, entre otros a:
            - favorecer la comprensión de sí mismo/a como ser único e irrepetible
            - favorecer el placer frente a lo vitalmente bello
            - favorecer la empatía, esa capacidad de ponernos en el lugar del otro u otra, base de una verdadera solidaridad
            - favorecer la comunicación respetuosa, basada en esta comprensión del otro u otra como alguien diferente
            - favorecer el acercamiento hacia otras personas diferentes, valorando sus diferencias
-          favorecer la libre expresión de sentimientos, en tanto esta forma no dañe a nadie

El arte puede ser en la educación tanto un medio, esto es, una eficaz herramienta que permite logros diversos, como también un fin en sí mismo.

Ambas posibilidades debieran manejarse en el proceso educativo, puesto que apuntan a objetivos diferentes y son ambos, de importancia fundamental. Por otra parte, ambas posibilidades son complementarias en la educación estética de las personas.

Al utilizar el arte como un medio, estamos contribuyendo eficazmente al logro de los grandes objetivos educacionales que tan bien enunciaba Herbert Read[11]:  el desarrollo integral y la integración social constructiva.  El arte, integrado en la forma que al ser humano le ha sido natural desde los inicios de su existencia en la tierra,  esto es, la música, unida a diversas manifestaciones corporales y plásticas, permite el desarrollo físico y sicomotor.  Al unirse la música y el lenguaje, en esa maravillosa unidad que llamamos canciones, estimula el desarrollo óptimo de esta función.  La utilización de canciones y de otras formas literarias puras o unidas a la expresión corporal o plástica, permite acompañar actividades diversas que contribuyen a formar hábitos, a entregar conocimientos y a despertar habilidades, que serán afianzadas en forma más profunda y duradera que con cualquier otro recurso educativo.

El arte como medio es claro en las terapias a través del arte. Porque hoy se sabe con fundamentos científicos que los antiguos griegos tenían razón:  la música altera o calma, perfecciona o destruye, penetra profundamente en el alma del ser humano; se encuentran en esta idea las bases de lo que hoy es la musicoterapia científica, y el fundamento máximo del uso de la música como un medio.  Esta será un recurso eficaz e irreemplazable, cuando sea utilizado con conocimiento y sensibilidad.

            Las restantes ramas del arte, esto es, la plástica, la literatura y la danza o expresión corporal, son cada día más investigadas y utilizadas como recursos terapéuticos. Sin embargo, todas ellas no entregan los resultados esperados si no son utilizadas con verdadera sensibilidad estética por parte del terapeuta, esto es, si no se utilizan obras de arte de verdadera calidad estética y expresiva, o si se utilizan sin mediar entre el paciente  y la obra para que este se acerque a ella en forma integral y profunda.

El arte aúna en sí el pensamiento lógico y creativo, aúna el sentir, el pensar, el actuar y el interactuar en forma rica y natural.  La ignorancia en el uso de este recurso, radica en desconocer su integralidad, en descomponerla y tratarla sólo como ciencia o ejercicio intelectual, o sólo como una forma de descarga emocional.

Considerado el arte como un fin en sí mismo, permite una vivencia plena que enriquece el mundo del ser humano, despertando su sensibilidad estética y ampliando sus conocimientos de la vida misma, más allá de lo meramente descriptivo. Podría pensarse que la consideración del arte como un fin en sí mismo es propia de la educación artística, sin embrago la educación estética, cuya importancia ya ha sido expuesta, requiere de la aproximación al arte por el placer estético que este provoca. Esto, porque la aproximación al arte en esta forma permite apropiarse de experiencias estéticas de otros y otras, permite comprender la relevancia vital de las experiencias estéticas y por tanto de los lenguajes artísticos creados para comunicarlos.

            Porque si bien es cierto la educación estética puede lograrse a través de la ciencia, del aprendizaje cognitivo, de la contemplación de la naturaleza, por ejemplo, no debe olvidarse que la comunicación de esta experiencia sólo puede ser plena cuando se configura, cuando se encarna en los lenguajes artísticos.

La educación estética requiere entonces de la educación por y a través del arte

Arte Puro y arte integrado:

            La expresión artística, como se ha planteado, ocurre en un medio al que podemos llamar lenguaje expresivo. Este lenguaje puede adoptar cuatro formas básicas:

            - El lenguaje de sonidos y silencios ordenados en el tiempo, correspondiente al arte de la música
            - El lenguaje de formas y/o colores ordenados en el espacio, correspondiente al arte plástico visual-tactil
            - El lenguaje de los gestos y movimientos ordenados en el espacio y en el tiempo, correspondiente al lenguaje del movimiento expresivo o expresión corporal.
            - El lenguaje de las palabras del idioma cotidiano, ordenadas rítmicamente y con la intención de construir significados y situaciones imaginarias, correspondiente al lenguaje de la literatura.
            - Y es necesario mencionar los lenguajes artísticos integrados, tales como el teatro o el cine.

            Como todo lenguaje, es posible hablar de la estructura que poseen los lenguajes artísticos y de los elementos del vocabulario que emplean, vocabulario que, es claro, tiene una intención expresiva-creativa.

            Es interesante destacar que los lenguajes artísticos se asemejan al cotidiano por su estructuración, que va desde lo simple a los complejo, pero se diferencia de éste, por cuanto el lenguaje artístico utiliza símbolos no convencionales y por tanto imposibles de “traducir”. En los lenguajes cotidianos, los símbolos son convencionales y tienen un significado restringido. Los símbolos artísticos poseen significados amplios y a su vez, particulares. Así. silla, puede ser traducido al inglés o al francés, y entenderemos prácticamente lo mismo. Pero no es posible “traducir” en este sentido, la silla del dormitorio de Van Gogh. Esa silla es todo un mundo particular y enorme.

            Los lenguajes artísticos pueden ser trabajados en forma pura o integrada.

Entre las manifestaciones de arte integrado que es interesante tener en cuenta por las posibilidades que ofrecen para el trabajo de expresión infantil, se encuentran el teatro, con todas sus variantes (mimos, títeres, sombras recortadas o corporales) y el cine, también con variantes múltiples (película de dibujos animados o personajes reales, diaporamas, rotafolios, videos). Especialmente interesante resulta el trabajo que se efectúe en torno al cine, puesto que niños y niñas están permanentemente expuestos a obras de cine  en la Televisión, y resulta fundamental desarrollar en ellos y ellas la capacidad de mirar críticamente estas obras, tanto desde una perspectiva ética como estética y expresiva.

Tanto los lenguajes artísticos puros como la integración de ellos, son posibilidades interesantes de considerar en la formación humana, por cuanto ambas llevan a objetivos diferentes.  Sin embargo, cabe destacar que en la apreciación y la creación del arte, se integran aspectos de otras ramas aparte de la original o más fuerte. Así, en la apreciación de una obra plástica pueden emerger palabras, sonidos; pueden ser sugerentes de movimientos. En la creación de movimientos, a menudo se integra la música, la plástica y la literatura. La música, al ser apreciada, puede involucrar colores, palabras, movimientos, sabores y olores. La apreciación de la literatura involucra imágenes, sonoridades, sugiere movimientos. Y la creación de todos ellos integra de diversas formas a los otros. Al expresar nuestra comprensión de una obra, al intentar hacerla propia, la reconstruimos. Y si se busca una reconstrucción plena en lo sintáctico y en lo semántico, es necesario “traducir” a otra obra de arte, a menudo, integrando otro lenguaje artístico.

En consecuencia, la educación artística, trabajando los lenguajes artísticos en forma pura e integrada, parece ser imprescindible en la formación humana, puesto que no hay otra rama del saber humano que involucre la comunicación de las vivencias estéticas. Y puesto que las vivencias estéticas nos permiten “enamorarnos” del mundo, son un imperativo para entregar a nuestras vidas un sentido, una posibilidad de construir un ideal de vida, de persona y sociedad que no destruya la vida.

Si consideramos como los valores humanos más elevados, aquellos que se desprenden de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, veremos que aquello que hace el arte, aquello que se comprende en las vivencias estéticas, esto es, la celebración de la vida, significa valorarla, respetarla y promoverla en todas sus más diversas manifestaciones. 

Celebrar la vida implica una posición ética profunda y perenne. 

Celebrar la vida es una verdad bella, es una belleza hecha verdad.








[1] Tolstoy “What is art?” en Kennick, W.E  “Art and philosophy” St. Martín Press, New York 1970
[2] Duchamp, M “Apropos of ready-made”en Kostelanetz, R “Esthetics contemporary” Prometeus Books - New York - 1978
[3] Dewey, John “Art as experience” Perigee Books  -  USA  -  1980
[4] Santayana, G “What is art” Penguin Books N. York 1982
[5] Schweitzer, A , citado en Christian, J L  “Philosophy: an introduction to the art of wondering” Holt. Rinehart and Winston, New York  1977.
[6] Ortega y Gasset “Obras Completas” en Fischl, J “ Manual de historia de la Filosofía Edit. Herder Barcelona, 1980

[7] Kant, citado en Valverde; J.M. “Breve historia y antología de la estética” Editorial Ariel, Barcelona, 1990

[8]Goodman, N “Languages of art”The Bobbs Merril Co. N. York 1968
[9]Read. H “Education through  art”  Penguin Books 1959 USA
[10] Dewey, J Op. Cit. N°11
[11] Read, H “Educación a través del arte” Ed. Kapelusz, Bs. Aires, 1986





Algunos ejemplos del Proyecto de arte en el Jardín Infantil Un Mundo de amor




Impresionismo | Apreciación al Arte | Actividades Infantiles y Educación Preescolar
Actividades 
Materiales
Apreciación al arte >
Impresionismo
Pintando para tu Imaginación

Colorear >  Impresionismo
Monet,
Renoir
Prepárese para una experiencia muy relajante con los niños.   Padres, educadores, y cuidadores infantiles disfrutarán de esta actividad junto con los niños ya que es algo diferente a las otras actividades en la red.

Objetivos:
Vamos a explorar el impresionismo y a divertirnos haciendo una pintura única en la red.  Luego que observemos y practiquemos las diferentes técnicas de pincelado impresionista vamos a practicar pintando.  Para adultos:  Aquí puede orientarse sobre el Impresionismo

Actividad #1:  "Un pintura impresionista virtual": Pintura impresionista para su Imaginación

1.  Visite el este enlace la página de Pintura Impresionista para su Imaginación.  En esta página los niños podrán explorar las diferentes técnicas que los pintores impresionistas utilizaban.

2.  Vamos a decirle a los niños que imaginen que están pintando en un lienzo -- este es área donde dice:  "Paint Here to Reveal".  Debajo del "lienzo" hay opciones para diferentes tipos de pinceladas.  Pulse encima de las palabras BRUSH SHAPES y esto revela diferentes tipos pinceladas para pintar sobre el lienzo.  Experimente con estas pinceladass primero y haga una presentación al niño de como usarlo para ver como una imagen se va formando.  Permita que el niño practique y juegue pintando en el lienzo.

3.  Pregunte al niño si el puede ver algunas imágenes reveladas en el lienzo. Dialogue sobre los colores.

Preguente si puede ver:

Un arco iris
Una casita feliz de pajaritos
Un velero o un río 


4.  Juegue con los colores azul, rosado y púrpura (morado).  En la parte de abajo en la pantalla puede cambiar las tonalidades para pintar en el lienzo.  Puede escoger azul (blue), rosa (pink) y púrpura (purple).  Permita que el niño practique con estos diferentes colores y tonalidades.  
Actividad #2:  Observar pinturas Impresionistas
Claude Monet 1
Claude Monet 2
Pierre Auguste Renoir
En estos enlaces los niños podrán observar  pinturas impresionistas.  Pregunte a los niños si les gustan, por qué y por qué no les gustan.  Qué pueden observar en las pinturas.  

Actividad #3:  Practicar Impresionismo con Páginas de Colorear

Los niños podrán observar una pintura impresionista y luego pintar a su gusto una página de colorear con la misma imagen.
Escoja una de las imágenes y anime a que los niños la observen.  Imprima la hoja de colorear y provea acuarelas y pinceles para que los niños pinten su interpretación de la pintura.   Anime a los niños a practicar los tipos de pinceladas impresionistas que hicieron en el lienzo virtual.

Idea:  Los niños también pueden experimentar y pintar alguna imagen de su preferencia.  Pueden hacer como los impresionistas y pintar afuera en la naturaleza.  
Papel
y  materiales para pintar

Vaya a los enlaces mencionados para imprimir página de colorear.



Inicio "Proyecto de arte"
-Conocer a los artistas más célebres de todos los tiempos:
Mozart, Arrau, Chopin, Beethoven, Manet, Van Gogh, Picasso, Miró, Matta, Isadora Duncan, Neruda, Mistral, Huidobro, etc.
-Actividad en pintura de paño de cocina (Saco de harina) inspirado en grandes artistas.
-Traer láminas de pinturas, fotografías, esculturas, etc.
-Día Miró y Picasso técnicos en vidrio.
-"Pintura de vitrales
Día de la literatura
-Composiciones de rimas y poemas.
-Pintura de preguntas de Neruda.
-Pintura en acuarela.
-Decoración de plato.
Día de Monet y Van Gogh
-Pintura de tela con acrilicos.
-Día de la danza.
-Conocer a Isadora Duncan
en taller de arte.
Día de la música
Danzar de acuerdo a lo sentido después de escuchar a los distintos compositores y sus tipos de música
-Conocer instrumentos musicales, confección de un instrumento, palo de agua.
. -Día de la escultura
-Observar y conocer esculturas.
-Esculpir acorde a una lámina que sensibilizó su expresión.
-
Día de la creación de mozaicos callejero
inspirados en Roberto Matta
Trabajaremos en la vereda de nuestro jardin para hacer un mozaico creado por todos
-
Confección de pintura colectiva en la calle
-Creacion  de rimas
-Creacion de fichero con las obras que mas disfruto en el proyecto de arte
(carpeta de arte)
Exposición de arte con trabajos de los niños, abierta a toda nuestra comunidad educativa,
el jardín estará abierto todo el día para que puedan observar la exposición.






Música
SITUACIÓN: ¿CÓMO PODER CANTAR Y BAILAR AL MISMO TIEMPO?
CAMPO: EXPRESIÓN Y APRECIACIÓN ARTÍSTICAS
ASPECTO: EXPRESIÓN Y APRECIACIÓN MUSICAL
Competencia: Se expresa por medio del cuerpo en diferentes situaciones con acompañamiento del canto y de la música.
Actividades:
- Comentar con los pequeños para adentrarlos y estimularlos, cuestionándolos sobre lo que sepan del baile, danza y el canto, después hacerles un comentario breve en relación de lo que es, reforzando las respuestas que dieron los niños.
- Mostrar láminas, estampas en relación.
- Preguntar a los pequeños que si ellos asisten a una fiesta cómo bailarán libremente.
- Invitarles a bailar cantando, siguiendo el ritmo de la música.
- Cambiar la música que se pueda bailar con pareja, pedirles a los niños que se agrupen de dos en dos y sigan el ritmo de la melodía, indicar cambios de pareja.
- Presentar a los niños videos de diversos tipos de baile, o bien espectáculos en vivo en algunos eventos de la comunidad.
- Después de intentar bailar en relación a las experiencias, con el video, o en la comunidad, realizar otros bailes tales como:
  -- Bailar con pañuelo preparar 2 pañuelos para cada niño y elegir una pieza musical con ritmos muy marcados, por ejemplo: "sortilegio de las frutas de los andés, volumen tres" de Facio Santillán.
  --Pedir a los niños que se coloquen en parejas, uno delante de otros y que muevan los pañuelos como si fuese su cuerpo con cuatro brazos.
  -- Colocar a los niños delante de un espejo para que puedan verse durante la danza de pañuelos (buscar otros bailes para continuar bailando.
  -- Al finalizar, sacar un baile y confeccionar o improvisar ropas y elementos para llevarlo a cabo. - Presentar el baile en algún evento del jardín o en la comunidad.

Muestras del proyecto de ARTE

                             
Publicar un comentario